Inyectables de Inzitan para ciática

La ciática es un síntoma derivado de trastornos en la zona lumbar de la columna, como consecuencia la persona sufre un dolor intenso que comienza en el glúteo y desciende a lo largo del recorrido del nervio ciático. Padecer los síntomas de la ciática provoca en muchas ocasiones que la persona quede inmóvil, o con grandes dificultades para realizar movimientos rutinarios, por ejemplo, grandes limitaciones a la hora de caminar o subir escaleras y también suele resultar dolorosa cuando el paciente está en reposo.

inyectable inzitan ciatica

El tratamiento para aliviar la sintomatología de la ciática intenta retrasar al máximo el momento de una hipotética operación quirúrgica. Para calmar el dolor se utilizan principalmente tres métodos de manera progresiva, en primer lugar se administran inyecciones intramusculares, cuando éstas ya no causan el efecto esperado se continúa con tratamientos de fisioterapia y por último someten al paciente a  infiltraciones. Cuando estas opciones quedan agotadas hay que dar paso a la intervención quirúrgica.

Para las inyecciones intramusculares el medicamento más utilizado es Inzitan, un compuesto que combina un potente analgésico con corticoides. El tratamiento suele ser de dos cajas de 6 inyectables, en la primera etapa las inyecciones serán diarias hasta completar la primera caja. Cuando termine con las 6 inyecciones, el paciente debe visitar de nuevo al médico que valorará si es necesario añadir la segunda caja o no. En caso de que sí sea necesario, la segunda etapa se hará en días alternos, es decir, cada 48 horas.

Debido a las dificultades que sufren los pacientes para moverse, es común que necesiten que los inyectables se los administren en su propio domicilio. Si necesita una enfermera, ats o practicante a domicilio puede entrar en www.hellogivers.es o contactar directamente al 681671074 por teléfono o WhatsApp.

En caso de que los dolores no se alivien con los inyectables, se puede intentar un tratamiento que sigue siendo poco invasivo con un fisioterapeuta especializado en rehabilitación postural, esto consiste en la aplicación de posturas y estiramientos globales de manera que, progresivamente, vuelva la correcta movilidad y posición a cada parte del cuerpo.

Si el tratamiento con fisioterapia fracasa, habrá que tomar medidas más drásticas con infiltraciones o cirugía. En cuanto a las infiltraciones existen multitud de técnicas, sin embargo el tratamiento tiene un coste elevado y no asegura finalizar con el problema. La intervención quirúrgica es la más invasiva de todas las opciones, pero tiene un alto porcentaje de solución total del problema. Si usted o algún familiar va a ser intervenido recuerde que puede contar con ayuda de un profesional de enfermería a domicilio para el postoperatorio.