El calor afecta a las personas mayores

El verano nos acompaña y con él sus altas temperaturas, por ello debemos tomar las medidas necesarias para proteger a nuestros mayores del calor. Las temperaturas elevadas del verano no afectan a todas las personas por igual, y es que hay dos grupos que se ven especialmente afectados por el calor extremo, los ancianos y los niños. Las personas que sobrepasan los 65 años corren más riesgos de sufrir las consecuencias derivadas del calor ya que su organismo se adapta con mayor dificultad a las temperaturas extremas, ya sea frío o calor. Por ello es necesario que los familiares estén bien informados y tomen las precauciones necesarias para garantizar la salud y el bienestar en todo momento.

El calor en verano afecta a las personas mayores

Algunos de los consejos a tener en cuenta para evitar los golpes de calor son los siguientes:

  • Algunos medicamentos interaccionan con el mecanismo de adaptación a las temperaturas elevadas del organismo, provocando un empeoramiento de estados patológicos, por lo que es recomendable consultar con profesional sanitario sobre la medicación y sus efectos ante la exposición al calor.
  • Con las buenas temperaturas se hacen más actividades, apetece salir a pasear y pasar tiempo al aire libre, sin embargo, se deben evitar las horas más intensas de calor, desde las 12:00 de la mañana a las 16:00 de la tarde. También es recomendable permanecer en la sombra para evitar quemaduras en la piel a causa del sol.
  • Es fundamental utilizar protección solar de factor alto, al igual que elegir la ropa correctamente. Lo más adecuado son prendas ligeras de colores claros, de manera que no retengan el calor, además es aconsejable utilizar sombrero o gorra para cubrir la cabeza y calzado abierto.
  • La hidratación es otro de los factores clave para evitar los golpes de calor. Las personas mayores no suelen mostrar la necesidad de beber agua, por lo que es importante ofrecerles líquidos aunque no lo pidan. Lo mejor es ingerir agua de manera continuada y en pocas cantidades.
  • Dentro de la vivienda no hay que bajar la guardia, si el calor en el exterior es muy elevado es recomendable mantener las ventanas cerradas, además se pueden utilizar aires acondicionados o ventiladores para refrescar las estancias, pero siempre con moderación para no enfermar.

Si, a pesar de las recomendaciones, sospecha que la persona mayor está sufriendo efectos adversos al calor, los signos de alerta son náuseas, fatiga, cansancio extremo, calambres, dolor de cabeza, sed intensa, temperatura corporal elevada e incluso convulsiones. En caso de estar sufriendo un golpe de calor, llame a emergencias.

Si necesita ayuda con el cuidado de personas mayores, puede reservar una enfermera a domicilio en Hello Givers o llamando al 681671074.

Quemaduras solares y melanomas

Con la llegada del buen tiempo comienzan los días de playa, las excursiones e innumerables actividades al aire libre. La exposición solar proporciona una serie beneficios para nuestra salud, es un antidepresivo natural y ayuda a la síntesis de la vitamina D, sin embargo, no debemos olvidar que la exposición solar prolongada y sin protección tiene un efecto perjudicial para nuestra piel.

quemaduras-solares-melanomas

El bronceado está de moda, pero ¿Dónde está el límite? ¿merece la pena arriesgar la salud?

La agresividad del sol está aumentando, esto se debe a la reducción de la capa de ozono, la cual se encarga de filtrar los rayos ultravioleta C, los más cancerígenos. A largo plazo, la excesiva exposición al sol sin protección provoca la aparición de melanomas, envejecimiento prematuro de la piel, manchas solares, deshidratación de la piel, o problemas en los ojos. La mayoría de casos de melanoma se dan en los jóvenes de 25 a 29 años.

Con los siguientes puntos queremos ayudarte a evitar los daños que ocasiona el sol.

  • Debe aplicar protección solar 30 minutos antes de exponerse al sol, renovarla cada dos horas y después de cada baño.
  • Utilice otros protectores como gafas de sol, sombrero y ropa adecuada.
  • Evite la exposición solar en las horas más agresivas, entre las 12.00-16.00 horas.
  • No olvide que los días nublados sigue recibiendo radiación ultravioleta del sol.
  • También es necesario proteger los labios, utilice una protección alta, por encima de 30.
  • Hidrate su interior, es recomendable beber 2-3 litros de agua al día.
  • Debe que tener especial cuidado con los niños. Los menores de un año y los recién nacidos no deben ser expuestos directamente al sol.

Las quemaduras solares generalmente son de carácter superficial, teniendo como consecuencia un dolor intenso a nivel de la piel. Sin embargo, éstas pueden llegar a ser de primer o segundo grado y con presencia de ampollas. Si junto con la quemadura solar presenta fiebre, deshidratación, náuseas o signos de shock no dude en contactar con un profesional médico.

¿Tienes lunares? Es importante controlarlos para detectar los posibles casos de melanoma lo antes posible. Para esto puede seguir la regla del ABCDE, consulte a su médico si:

  • Asimetría, el lunar no es simétrico.
  • Bordes, presenta bordes irregulares.
  • Color, cuando no es uniforme y presenta sombras.
  • Diámetro, si el lunar mide más de medio centímetro de ancho.
  • Evolución, ver si el lunar va cambiando con el paso del tiempo.

¿Te han diagnosticado un melanoma o te has quemado y necesitas ayuda para las curas? Puede contactar con una enfermera a domicilio a través de la plataforma Hello Givers, o llamando al número de teléfono 681671074.