Caídas en personas mayores

Con el paso de los años perdemos agilidad en los movimientos, agudeza visual y auditiva, aumenta el tiempo de reacción ante una situación inesperada además de la aparición de problemas de salud. Todo esto hace que las personas mayores sean más propensas a sufrir caídas. De hecho, éstas son la principal causa de lesiones en las personas mayores.

caida-personas-mayores

Los tropiezos son el resultado de la combinación de varios factores que pueden ser tanto intrínsecos (los relacionados con el deterioro de la salud), como extrínsecos (la actividad que realiza la persona y el entorno en el que se desenvuelve). Sufrir una caída a partir de cierta edad tiene consecuencias más graves ya que el organismo es más frágil. La principal consecuencia es la fractura de cadera, y debido a la edad tiene grandes dificultades para la reparación ya que los huesos no sueldan de igual manera. Además, es sabido que a mayor edad, el riesgo de mortalidad por caída aumenta. Por esto es importante intentar prevenir las situaciones de riesgo y así evitar daños mayores.

En la mayoría de los casos las caídas se pueden prevenir identificando los factores de riesgo y disminuyéndolos al máximo posible. Se debe adaptar el entorno a las circunstancias y dificultades de cada anciano.

¿Cómo podemos prevenir las caídas?

  • Evitar las superficies resbaladizas y limpiar los derrames de líquido con la mayor brevedad posible.
  • Evitar tener cables y otros objetos en el suelo por las zonas de paso.
  • Tener una buena iluminación para poder ver los obstáculos a tiempo.
  • Utilizar alfombrillas antideslizantes en la ducha y barras asideras en la ducha y el inodoro.
  • Realiza un examen físico anual para evaluar su estado de salud, y si fuera necesario el uso de bastón o andador.
  • Si realiza ejercicio diario aumentará la agilidad y amplitud de movimientos mejorando la estabilidad.
  • Procurar que los muebles sean estables y estén siempre situados en el mismo lugar. Así mismo evitar alfombras en las que puedan haber pliegues o sean deslizantes.

Si a pesar de tomar todas estas medidas se encuentra con la situación de tener que socorrer a un anciano que se haya caído, le aconsejamos que haga un tratamiento inmediato de las lesiones físicas que se evidencien, si prevalece dolores acudan a una consulta médica para un examen más exhaustivo. Además es aconsejable realizar un interrogatorio para averiguar cuáles son los motivos que provocaron la caída e intentar solventarlos.

Si necesita ayuda para cuidar de sus mayores en casa puede contactar con una enfermera a domicilio a través de Hello Givers o llamando al número de teléfono 681671074.