Artrosis y falta de movilidad

Como si de una almohadilla se tratase, los huesos están protegidos por cartílago, evitando que rocen entre sí y provoque diversas patologías. El deterioro de dichos cartílagos debido al continuo roce al que están sometidos se conoce como  artrosis, una de las enfermedades reumáticas más frecuentes. A partir de los 50-60 años la mayoría de la población la padece, sin embargo, sólo una parte de los afectados de la enfermedad presenta síntomas. En los casos más acentuados la artrosis provoca deformaciones en las articulaciones, dolor intenso y pérdida de movilidad.

¿Qué causa la artrosis y cuáles son las zonas más comunes donde aparece? 

Como hemos mencionado antes, la artrosis la causa el desgaste de los cartílagos de la articulación. Éste pierde elasticidad y consistencia, por lo que se va agrietando y disminuyendo su grosor. En algunos casos puede llegar incluso a desaparecer, perdiendo la capacidad de protección y dejando los huesos expuestos rozando entre sí. El hueso, que se va lesionando progresivamente, cada vez se hace más denso y aparecen unos quistes denominados osteofitos.

La artrosis es una enfermedad que puede afectar a cualquier articulación del cuerpo, sin embargo es más común que aparezca en las zonas más sobrecargadas de esfuerzo, movimientos y peso como es la columna, los dedos de las manos, las rodillas y las caderas. Las consecuencias de padecer artrosis son, entre otras, un dolor mecánico cuando se mueve o sobrecarga la articulación, tener sensación de entumecimiento al comenzar a mover la articulación tras un tiempo de reposo, limitación o incapacidad de movimiento, deformidad de las articulaciones, atrofia muscular o aparición de nódulos en las articulaciones.

Si usted padece artrosis y se encuentra con limitaciones de movilidad, o necesita un profesional que le suministre la medicación, puede contactar con una enfermera a domicilio a través de Hello Givers por teléfono o WhatsApp al 681671074.