Practicante a domicilio

El título de practicante nació en 1888, convirtiéndose durante los años 70 en el término más utilizado para referirse a lo que actualmente conocemos como enfermero. En un principio, al contrario que en la actualidad, era una profesión asociada a los hombres, y las principales tareas de los mismos era poner inyecciones y vacunas.

Es interesante conocer todos los términos que se utilizan para referirse a la misma profesión dependiendo de la época y el país en el que se viva, la enfermería domiciliaria nació en España en 1933 denominada como enfermeras visitadoras sanitarias y a partir de entonces el término sufrió diversas modificaciones. DUE, practicante, enfermera, diplomado en enfermería, grado en enfermería o ATS (Ayudante Técnico Sanitario) son términos utilizados indistintamente para referirse a la misma profesión, personas que se dedican al cuidado de pacientes enfermos o lesionados.

practicantes-domicilio

En la actualidad un 23% de la población continúa utilizando el título de ATS domiciliaria, habiendo tenido éste su máximo esplendor entre 1950 y 1960. Se estima que en los próximo años la popularidad de la palabra Ats se verá reducida al 10%.

Ésta profesión no ha tenido únicamente cambios en los términos utilizados para referirse a la misma, sino también en las tareas que realizan. En la actualidad incluyen entre otros tratamientos, las curas de heridas, quemaduras, ostomías, tratamiento de las úlceras, extracciones de sangre o retirada de suturas y grapas entre otros. A pesar de la gran ampliación de tratamientos para los que los practicantes están formados, un 50% de su trabajo continúa siendo las inyecciones, administración de medicación y vacunas, esto se debe al aumento de cantidad y frecuencia con que las suministran a los niños de entre 0 y 1 años y a las personas mayores.

El envejecimiento de la población trae consigo una creciente demanda de servicios sanitarios haciendo cada vez más indispensable la figura del practicante o enfermera. Además, los avances en la tecnología y la facilidad para trasladarnos de un lugar a otro han hecho que aumenten en gran medida la calidad de los servicios de practicantes a domicilio, siendo cada vez un servicio más solicitado. Los trabajos de atención domiciliaria facilitan en gran medida el tratamiento de aquellos pacientes que tienen dificultades de movilidad, están encamados o simplemente no desean esperar un tiempo excesivo en el centro de salud.

En HelloGivers contamos con enfermeras profesionales y colegiadas disponibles para realizar servicios a domicilio de calidad. Si usted está buscando un practicante a domicilio puede encontrarlo en Hello Givers o llamando al teléfono 681671074.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *