Consejos para prevenir un ictus

Embolia cerebral, accidente cerebrovascular, apoplejía, ictus, todos estos son términos referidos a una alteración brusca de la circulación de la sangre, ya sea causada por un coágulo que obstruye el paso de la misma o bien una hemorragia por una rotura de un vaso cerebral.

como-prevenir-ictus

Cada año en España se detectan 120.000 casos nuevos de ictus, de los cuales 40.000 no superan la enfermedad. Sabemos que la mayoría de estos casos se podrían evitar pero, ¿Cómo podemos prevenirlo?

  • Bebe alcohol, pero con moderación. El consumo de bebidas alcohólicas no debe superar los 60 gramos al día, pero está demostrado que las personas que tienen un consumo moderado del mismo tienen menos posibilidades de sufrir un ictus que aquellas que no lo consumen.
  • Realiza ejercicio físico de manera regular y controlada.
  • Controla tu peso, las personas obesas tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.
  • Fuera el tabaco, fumar es uno de los principales factores que provoca un ictus, y un punto en común en la mayoría de los casos en personas jóvenes. Aumenta el riesgo de ictus de 2 a 4.
  • Controla la tensión arterial, más de la mitad de pacientes que sufren esta enfermedad tienen una presión arterial elevada.

¿Cómo podríamos reconocer que alguien está sufriendo un ictus?

Los principales síntomas son dificultad para hablar, andar, mareo, pérdida de equilibrio o coordinación, dolor de cabeza, problemas para ver o adormecimiento de alguna de las partes del cuerpo. Si nos encontramos ante una persona con estos síntomas, debemos llamar a emergencias y ayudar en la medida de lo posible al paciente recordando que, ante la inexperiencia, es mejor esperar a un profesional para no causar daños mayores al afectado.

Tras padecer un accidente cerebrovascular, un 40% de las personas sufren discapacidades, las cuales son de diferentes niveles. Pueden tener dificultades para mover una parte del cuerpo, hablar, pensar, mantener el equilibro o simplemente sentir. Es aquí donde entran en juego las enfermeras de Hello Givers, estos pacientes necesitan ayuda de profesionales para su recuperación, con programas de estimulación tanto del habla, como del movimiento, cuidado de la higiene, cambios posturales, alimentación por sonda en los casos que lo requieran y una serie de necesidades que pueden ser satisfechas de manera eficaz a través de un servicio de enfermería a domicilio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *