Cuidados postoperatorios en casa

No todos somos iguales, cada uno afronta una situación o problema de una manera personal y específica. En cuanto a las recuperaciones quirúrgicas, ocurre lo mismo. Tras una operación cada paciente tiene un tiempo diferente de recuperación, el cual depende tanto del estado previo a la intervención, como la respuesta ante la misma. Además las diferentes intervenciones, según su gravedad, tamaño y localización entre otros factores, necesitan unos cuidados adaptados.

Cuidados post quirúrgicos a domicilio

Unos pacientes avanzan más rápido, otros tardan más tiempo. Siempre se puede estimar pero nadie puede asegurar con certeza qué tiempo va a tardar un paciente en recuperarse, ya que pueden surgir complicaciones. Esto se suma a la saturación del sistema sanitario, lo que implica que las camas de los hospitales se necesitan para otros pacientes y, por tanto, los enfermos no pueden terminar su rehabilitación completa en el hospital a cargo de las enfermeras, recibiendo un alta médica muchas veces prematura.

Es entonces cuando los familiares se encuentran en la tesitura de cómo tratar al recién operado en casa, además de una serie de dudas para las que no están preparados. Es aquí donde entra en el juego el servicio de enfermería a domicilio. Contar con la ayuda de un profesional para las curas y cuidados postoperatorios es ante todo tranquilizador. Aporta seguridad y bienestar tanto a la familia como al enfermo.

Tratar una herida quirúrgica de manera errónea puede acarrear consecuencias fatales, por lo que seguir los procedimientos adecuados es de gran importancia, para que ésta cicatrice correctamente y evitar focos infecciosos. Una enfermera está habituada a tales procedimientos, tanto para la preparación, la cura y el seguimientos de las heridas quirúrgicas. Si usted o algún familiar va a ser intervenido, no dude en reservar sus cuidados de enfermería a domicilio en Hello Givers o llamando al teléfono 681671074.

Practicante a domicilio

El título de practicante nació en 1888, convirtiéndose durante los años 70 en el término más utilizado para referirse a lo que actualmente conocemos como enfermero. En un principio, al contrario que en la actualidad, era una profesión asociada a los hombres, y las principales tareas de los mismos era poner inyecciones y vacunas.

Es interesante conocer todos los términos que se utilizan para referirse a la misma profesión dependiendo de la época y el país en el que se viva, la enfermería domiciliaria nació en España en 1933 denominada como enfermeras visitadoras sanitarias y a partir de entonces el término sufrió diversas modificaciones. DUE, practicante, enfermera, diplomado en enfermería, grado en enfermería o ATS (Ayudante Técnico Sanitario) son términos utilizados indistintamente para referirse a la misma profesión, personas que se dedican al cuidado de pacientes enfermos o lesionados.

practicantes-domicilio

En la actualidad un 23% de la población continúa utilizando el título de ATS domiciliaria, habiendo tenido éste su máximo esplendor entre 1950 y 1960. Se estima que en los próximo años la popularidad de la palabra Ats se verá reducida al 10%.

Ésta profesión no ha tenido únicamente cambios en los términos utilizados para referirse a la misma, sino también en las tareas que realizan. En la actualidad incluyen entre otros tratamientos, las curas de heridas, quemaduras, ostomías, tratamiento de las úlceras, extracciones de sangre o retirada de suturas y grapas entre otros. A pesar de la gran ampliación de tratamientos para los que los practicantes están formados, un 50% de su trabajo continúa siendo las inyecciones, administración de medicación y vacunas, esto se debe al aumento de cantidad y frecuencia con que las suministran a los niños de entre 0 y 1 años y a las personas mayores.

El envejecimiento de la población trae consigo una creciente demanda de servicios sanitarios haciendo cada vez más indispensable la figura del practicante o enfermera. Además, los avances en la tecnología y la facilidad para trasladarnos de un lugar a otro han hecho que aumenten en gran medida la calidad de los servicios de practicantes a domicilio, siendo cada vez un servicio más solicitado. Los trabajos de atención domiciliaria facilitan en gran medida el tratamiento de aquellos pacientes que tienen dificultades de movilidad, están encamados o simplemente no desean esperar un tiempo excesivo en el centro de salud.

En HelloGivers contamos con enfermeras profesionales y colegiadas disponibles para realizar servicios a domicilio de calidad. Si usted está buscando un practicante a domicilio puede encontrarlo en Hello Givers o llamando al teléfono 681671074.