Cura de heridas, retirada de puntos y grapas

Los niños corren y se caen, nos cortamos cocinando, te quemas por accidente o te han operado. Todo esto puede provocar una pérdida de continuidad en la piel, vasos sanguíneos, músculos o nervios, lo que comúnmente conocemos como herida. Las causas que las provocan son innumerables, las heridas son de diferentes tamaños, profundidad y gravedad. El factor en común son los profesionales que se dedican a su cura, las enfermeras.

cura-heridas

Las enfermeras son las encargadas de conocer y aplicar los procedimientos para la limpieza y la cura de los diferentes tipos de  heridas (quirúrgicas, abrasiones, cortantes, laceraciones, quemaduras, o punzantes) Dependiendo de los síntomas y la afección de los tejidos, algunas requieren un tratamiento más urgente que otras. Se clasifican de la siguiente manera:

  • Heridas abiertas, en este tipo de heridas hay separación de los tejidos blandos, son susceptibles de infección. Las enfermeras observan la distancia que hay de un extremo a otro de la herida, la profundidad y si es necesario o no suturar.
  • Heridas cerradas, se suelen producir por golpes. En este caso no hay separación de la piel, generalmente está acompañada de hematomas. Requieren un tratamiento rápido para descartar que el hematoma esté en las vísceras, comprometiendo algún órgano o la circulación sanguínea.
  • Heridas simples, pueden ser arañazos o cortes superficiales, no afectan a ninguna función del organismo, su alcance llega únicamente a la piel generando dolor local.
  • Heridas complicadas, tienen asociadas lesiones en músculos, tendones, nervios, vasos sanguíneos y órganos internos. Son heridas extensas, profundas y con grandes hemorragias.

Las enfermeras son las encargadas de realizar la cura de heridas, favorecer la cicatrización, evitar un proceso infeccioso y retirar los puntos de sutura o grapas, ayudando así al proceso de recuperación.

Hay ocasiones en las que la herida sufrida nos resta movilidad y nos impide desplazarnos a nuestro centro de salud más cercano, en tal caso es necesario que un enfermero acuda al domicilio para realizar tanto la cura de heridas, como la retirada de puntos o grapas. Tienes a tu disposición el servicio de enfermeras a domicilio de Hello Givers llamando al teléfono 681671074.

Quemaduras solares y melanomas

Con la llegada del buen tiempo comienzan los días de playa, las excursiones e innumerables actividades al aire libre. La exposición solar proporciona una serie beneficios para nuestra salud, es un antidepresivo natural y ayuda a la síntesis de la vitamina D, sin embargo, no debemos olvidar que la exposición solar prolongada y sin protección tiene un efecto perjudicial para nuestra piel.

quemaduras-solares-melanomas

El bronceado está de moda, pero ¿Dónde está el límite? ¿merece la pena arriesgar la salud?

La agresividad del sol está aumentando, esto se debe a la reducción de la capa de ozono, la cual se encarga de filtrar los rayos ultravioleta C, los más cancerígenos. A largo plazo, la excesiva exposición al sol sin protección provoca la aparición de melanomas, envejecimiento prematuro de la piel, manchas solares, deshidratación de la piel, o problemas en los ojos. La mayoría de casos de melanoma se dan en los jóvenes de 25 a 29 años.

Con los siguientes puntos queremos ayudarte a evitar los daños que ocasiona el sol.

  • Debe aplicar protección solar 30 minutos antes de exponerse al sol, renovarla cada dos horas y después de cada baño.
  • Utilice otros protectores como gafas de sol, sombrero y ropa adecuada.
  • Evite la exposición solar en las horas más agresivas, entre las 12.00-16.00 horas.
  • No olvide que los días nublados sigue recibiendo radiación ultravioleta del sol.
  • También es necesario proteger los labios, utilice una protección alta, por encima de 30.
  • Hidrate su interior, es recomendable beber 2-3 litros de agua al día.
  • Debe que tener especial cuidado con los niños. Los menores de un año y los recién nacidos no deben ser expuestos directamente al sol.

Las quemaduras solares generalmente son de carácter superficial, teniendo como consecuencia un dolor intenso a nivel de la piel. Sin embargo, éstas pueden llegar a ser de primer o segundo grado y con presencia de ampollas. Si junto con la quemadura solar presenta fiebre, deshidratación, náuseas o signos de shock no dude en contactar con un profesional médico.

¿Tienes lunares? Es importante controlarlos para detectar los posibles casos de melanoma lo antes posible. Para esto puede seguir la regla del ABCDE, consulte a su médico si:

  • Asimetría, el lunar no es simétrico.
  • Bordes, presenta bordes irregulares.
  • Color, cuando no es uniforme y presenta sombras.
  • Diámetro, si el lunar mide más de medio centímetro de ancho.
  • Evolución, ver si el lunar va cambiando con el paso del tiempo.

¿Te han diagnosticado un melanoma o te has quemado y necesitas ayuda para las curas? Puede contactar con una enfermera a domicilio a través de la plataforma Hello Givers, o llamando al número de teléfono 681671074.

Inyectables a domicilio

Las enfermeras se encargan de tratar tanto a personas sanas como a enfermos; educan, acompañan y velan por el bienestar de los mismos, pero sobre todo, desde los inicios de la profesión, las enfermeras son las encargadas de administrar medicación y poner inyectables a domicilio.

inyecciones a domicilio

La utilización de inyectables corresponde a la necesidad de que el medicamento haga efecto de forma inmediata. Es muy importante la correcta administración (intradérmica, intramuscular, intravenosa o subcutánea) ya que puede ser peligroso si se ponen en un lugar equivocado, de manera incorrecta o sin tomar las precauciones de higiene necesarias.

Si necesita administrarse medicación en casa a través de inyectables, puede encontrar una enfermera rápidamente accediendo a www.hellogivers.es o llamando al 681671074 si se trata de un servicio urgente.

Las inyecciones más comunes son:

  • Ciática y lumbalgia. Los que la padecen sufren limitaciones para caminar, o incluso dolor en reposo. El tratamiento más frecuente en España son las inyecciones con inzitan, y debido a la incapacidad del movimiento del paciente es necesario realizar el servicio a domicilio.
  • Heparina. Se utiliza en post operatorios, tanto para prevenir la formación de coágulos en la sangre, como para impedir el crecimiento de los coágulos ya formados. Se inyecta por vía intravenosa o subcutánea profunda.
  • Insulina. Estos tratamientos son utilizados en pacientes diabéticos que, al no generar insulina por sí mismos, necesitan inyectables para poder controlar los niveles de azúcar en sangre.

Existen otros tratamientos en los que se requiere la administración de medicamentos inyectables. Si su médico le ha recetado medicación vía inyectables, no dude en contactar con una enfermera para su administración en casa.

Consejos para prevenir un ictus

Embolia cerebral, accidente cerebrovascular, apoplejía, ictus, todos estos son términos referidos a una alteración brusca de la circulación de la sangre, ya sea causada por un coágulo que obstruye el paso de la misma o bien una hemorragia por una rotura de un vaso cerebral.

como-prevenir-ictus

Cada año en España se detectan 120.000 casos nuevos de ictus, de los cuales 40.000 no superan la enfermedad. Sabemos que la mayoría de estos casos se podrían evitar pero, ¿Cómo podemos prevenirlo?

  • Bebe alcohol, pero con moderación. El consumo de bebidas alcohólicas no debe superar los 60 gramos al día, pero está demostrado que las personas que tienen un consumo moderado del mismo tienen menos posibilidades de sufrir un ictus que aquellas que no lo consumen.
  • Realiza ejercicio físico de manera regular y controlada.
  • Controla tu peso, las personas obesas tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.
  • Fuera el tabaco, fumar es uno de los principales factores que provoca un ictus, y un punto en común en la mayoría de los casos en personas jóvenes. Aumenta el riesgo de ictus de 2 a 4.
  • Controla la tensión arterial, más de la mitad de pacientes que sufren esta enfermedad tienen una presión arterial elevada.

¿Cómo podríamos reconocer que alguien está sufriendo un ictus?

Los principales síntomas son dificultad para hablar, andar, mareo, pérdida de equilibrio o coordinación, dolor de cabeza, problemas para ver o adormecimiento de alguna de las partes del cuerpo. Si nos encontramos ante una persona con estos síntomas, debemos llamar a emergencias y ayudar en la medida de lo posible al paciente recordando que, ante la inexperiencia, es mejor esperar a un profesional para no causar daños mayores al afectado.

Tras padecer un accidente cerebrovascular, un 40% de las personas sufren discapacidades, las cuales son de diferentes niveles. Pueden tener dificultades para mover una parte del cuerpo, hablar, pensar, mantener el equilibro o simplemente sentir. Es aquí donde entran en juego las enfermeras de Hello Givers, estos pacientes necesitan ayuda de profesionales para su recuperación, con programas de estimulación tanto del habla, como del movimiento, cuidado de la higiene, cambios posturales, alimentación por sonda en los casos que lo requieran y una serie de necesidades que pueden ser satisfechas de manera eficaz a través de un servicio de enfermería a domicilio.